La reconstrucción mamaria
LA RECONSTRUCCIÓN
MAMARIA
Casa Cirugía Plástica Mamoplastia La reconstrucción mamaria
Teneis que rellenar
el formulario!
La reconstrucción mamaria

El cáncer de mama es el tipo de cáncer que más se da en mujeres. Una de cada ocho mujeres padecerá esta enfermedad. A pesar de que es posible detectar la enfermedad en una etapa temprana y curarla gracias a los avances en la medicina y a los proyectos de concienciación sociales, la mayoría de las mujeres a las que se quita una mama se sienten incompletas e infelices. La reconstrucción de la mama significa la construcción de una mama parecida a la original después de que esta se haya extirpado.

La reconstrucción de una mama requiere un enfoque multidisciplinario. La reconstrucción tiene que incluirse dentro de la terapia justo después del diagnóstico, antes de que se haya extirpado la mama. Existen dos posibilidades: la reconstrucción inmediata y la reconstrucción tardía. Se decide entre las dos según la condición general del paciente y la fase en que se encuentra el cáncer.

Reconstrucción inmediata: Se hace participar un equipo de cirugía plástica dentro de la misma operación en la que se extirpa una mama con un cáncer en una etapa tempranera. La ventaja de este procedimiento es que la paciente no tiene que operarse otra vez y, más importante aun, que tiene menos sentimiento de haber perdido un miembro y menos trauma psicológico porque la mama extirpada se remplaza enseguida. En la misma operación se quita el tejido canceroso y se construye la nueva mama.

Reconstrucción tardía: Se efectúa cuando después de una operación el oncólogo, los cirujanos y los expertos en cirugía plástica deciden, en línea con tratamientos pos-operatorios como quimioterapia, radioterapia etc..., hacer la reconstrucción después de aquellos tratamientos. Se espera a que la zona cancerosa esté bajo control y que los tratamientos complementarios terminen.

La reconstrucción mamaria

La Reconstrucción Mamaria-El Proceso Quirúrgico

La extracción de la mama y la reconstrucción son tareas de expertos diferentes. La reconstrucción de la mama no debe de hacerse por un cirujano general, sino por un experto en cirugía plástica y estética. Desde la primera entrevista, los pacientes tienen derecho a y deben preguntar qué tipo de reconstrucción se hará en lugar de la mama que se ha quitado, y deben preguntarlo.

La planificación se hace según el estado general de la paciente, su estado psicológico y los efectos de la radioterapia. Se puede usar una prótesis externa o bien utilizar el propio tejido de la paciente. Al tomar la decisión, se considera si la mama extirpada muestra algún daño en las venas debido a la radioterapia; si la paciente tiene enfermedades cardiovasculares, diabetes u otras enfermedades; y si la paciente es fumadora. Distintas partes del cuerpo de la paciente, como por ejemplo la espalda, el abdomen, o el muslo se pueden usar en estas operaciones.

La parte preferida para usar en las operaciones es la zona abdominal. En las mujeres que han dado a luz, si el abdomen ha ganado en grasa y sus músculos se han vuelto flojos, la piel y el tejido grasoso de esta zona pueden usarse para la construcción de la mama. A través de una operación parecida a la cirugía de tensado del abdomen flácido, el tejido grasoso que sobra se puede trasplantar con el fin de construir la mama. En estos trasplantes se pueden también usar técnicas de microcirugía. De esta forma, se puede tensar el abdomen al mismo tiempo que se construye la mama.

En las reconstrucciones inmediatas la piel de la mama se mantiene intacta y como consecuencia es posible colocar una prótesis debajo del tejido muscular. En las reconstrucciones tardías se debe usar un expansor de tejidos para devolver la elasticidad a la piel antes de colocar la prótesis.

El objetivo de la reconstrucción es reparar el tejido de tal forma que quede lo más parecido posible al tejido original. El primer paso es reconstruir en la pared anterior torácica la mama que se había extirpado. En el paso siguiente se hace que la otra mama se parezca a la nueva mama y se añade un pezón a esta. El último paso consiste en dar un color marrón a la areola de la mama reconstruida.

¿Quiénes Pueden Someterse a la Reconstrucción Mamaria?

Cualquier paciente que ha sido diagnosticada con cáncer de mama o que ha sido sometida a una mastectomía puede recurrir a un cirujano plástico para que efectúe la operación de reconstrucción que se le ha recomendado, siempre y cuando las pruebas relevantes no hayan detectado una condición de la paciente que pueda ser un impedimento para la cirugía. La reconstrucción mamaria debe hacerse por un cirujano experto en estética plástica y en reconstrucciones.

Como en todo tipo de cirugía, pueden surgir problemas. El riesgo sube un poco en pacientes que fuman, o que tienen problemas sistémicos como diabetes o enfermedades cardiovasculares. En operaciones donde se usa el propio tejido de la paciente, excepcionalmente pueden ocurrir problemas circulatorios en el tejido trasplantado, o bien pérdidas parciales o totales del mismo tejido. Por estas razones es clave considerar opciones alternativas en la fase de planificación de la cirugía.