Vaginoplastia
LA VAGINOPLASTIA
(ESTÉTICA GENITAL)
Casa Cirugía Plástica Vaginoplastia
Vaginoplastia

La vaginoplastia es el procedimiento que tiene como objetivo reparar la pérdida de elasticidad y de tensión en la vagina como consecuencia de la edad, del parto o de intervenciones ginecológicas. También se usan los términos estrechamiento vaginal o cirugía de reparación de la vagina para referirse al mismo procedimiento.

¿Con qué objetivo se hace la vaginoplastia?

Las operaciones de estrechamiento o de tensado de la vagina se hacen para estrechar y tensar la vagina que anteriormente se había dilatado y había perdido tensión. El tensado de la vagina tiene el efecto de aumentar el placer sexual tanto en la mujer como en el hombre. Además, esta operación hace desaparecer las cicatrices del parto que todavía no se hayan curado y consigue que la vagina tenga una apariencia más estética. La vaginoplastia sube la autoconfianza de la mujer y como consecuencia facilita su satisfacción sexual. En mujeres que no hayan dado a luz nunca, esta operación se puede efectuar para contrarrestar la pérdida de elasticidad debida a relaciones sexuales frecuentes.

Vaginoplastia

¿Cómo se hace la vaginoplastia?

La vaginoplastia consiste en estrechar la entrada y canales de la vagina. Como complemento a esta operación también se procede a la reducción de los labios interiores, al aumento de los labios exteriores y a dar forma al mons pubis. El tiempo para el procedimiento completo, que se hace con anestesia general, es de una hora. No quedan huellas visibles en la zona genital. Durante la vaginoplastia, efectuada por médicos especialistas y experimentados, el paciente no siente ningún dolor. Es recomendable que la operación no se haga cuando se tiene la regla. Como complemento a la vaginoplastia se puede hacer una labioplastia (cirugía estética de los labios interiores). La labioplastia es el procedimiento de reducción y de acortamiento de los labios interiores. El hecho de que los labios interiores caigan hacia fuera con laxitud puede molestar a la mujer visualmente y causarle preocupaciones estéticas. La laxitud de los labios interiores también puede causar dolor durante el acto sexual y dificultades a la hora de orinar. La labioplastia juega un papel importante en evitar este tipo de problemas y recuperar una apariencia estética.

Después de la Operación

Después de la cirugía de estética vaginal es suficiente cuidar la higiene personal y seguir regularmente los cuidados y procedimientos recomendados por los médicos. La paciente puede volver a trabajar dos días después de la operación. Según el tipo de cirugía que se ha efectuado, se recomienda algún grado de abstinencia sexual. No hay ningún inconveniente en bañarse un día después de la operación. Aunque la operación no causa ningún dolor serio, es normal tener molestias, hinchazones y leves manchas de sangre durante algunos días. La cirugía de estética genital no es ningún impedimento para el parto. Sin embargo, si el parto es normal la vagina volverá a dilatarse.

Aunque después de estas operaciones se suelen lograr mejoras en la vida sexual de los pacientes y de sus parejas, existen muchos otros factores que afectan los deseos sexuales de las personas. Operaciones de cirugía genital estética como la vaginoplastia tienen más como objetivo aumentar el gozo sexual que regular el deseo sexual. Como los malfuncionamientos sexuales pueden tener causas psicológicas y genéticas, no se puede esperar que este tipo de operaciones sean la solución a todo tipo de problemas sexuales.